Compartir

Según fuentes médicas citadas por la agencia iraquí, Aswat al Iraq, entre las víctimas hay civiles y hombres armados, aunque no ofreció más detalles.

Las autoridades iraquíes impusieron el toque de queda en Bagdad desde las 23.00 hora local (19.00 GMT) del pasado jueves, hasta las 5.00 de mañana del domingo, después de que se extendieran a esta ciudad los enfrentamientos que estallaron en Basora, 550 kilómetros al norte de Irak, entre el Ejército y milicias fieles al clérigo chií Muqtada al Sadr.

Por otra parte las fuerzas estadounidenses anunciaron hoy la muerte de 32 hombres armados en varios enfrentamientos ocurridos entre ayer y hoy en distintos puntos de Bagdad.

Los enfrentamientos comenzaron el pasado lunes después de que le primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, anunciara la puesta en marcha en Basora de una operación de seguridad conocida como 'Carga de Caballería', dirigida por él mismo, con el objetivo de "imponer en la ciudad el imperio de la ley".

Nuri al Maliki que ha ordenado actuar con determinación ha comparado a las milicias con al Qaeda, e incluso ha afirmado que son peores que este grupo terrorista.
En unas declaraciones televisadas, tras una reunión con jeques de tribus de Basora, Al Maliki dijo que no abandonará esta ciudad hasta que la situación esté totalmente controlada.