Compartir

Jeremic señaló que este país "es un gran amigo para Serbia" por haberse negado a reconocer la independencia de Kosovo.
"Serbia se siente muy reconfortada por la posición del Gobierno español de que este problema debe resolverse mediante una negociación pacífica, que lleve a una solución de compromiso respaldada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", afirmó hoy Jeremic en rueda de prensa.

Moratinos y Jeremic celebraron anoche una reunión bilateral previa al desayuno de trabajo con el resto de sus colegas de la Unión Europea en la localidad serbia de Brdo.
"En lo que respecta a Kosovo, Serbia y España tienen una postura común sobre cómo proceder respecto al futuro estatuto de nuestra provincia. Serbia y España creen que no puede haber ninguna solución a ningún conflicto de esta naturaleza fuera del Consejo de Seguridad", enfatizó Jeremic.

Por una serbia democrática 

Por su parte, el ministro español destacó hoy que "lo importante es apoyar una Serbia democrática y europea, que es lo que representan (Borís) Tadic y Jeremic", en referencia al actual presidente serbio y a su ministro de Exteriores, representantes de la rama política más pro europea del país balcánico.
Por ello, abogó por "ir con mucho cuidado en todas las acciones, sobre la base del derecho internacional, y no tomar ninguna decisión que pueda perjudicar las elecciones serbias".

El país inicia hoy la campaña para unos comicios parlamentarios anticipados, provocados por la salida de la coalición de Gobierno de Vojislav Kostunica, debido a las tensiones sobre la posición hacia la Unión Europea tras la independencia unilateral de Kosovo.