Compartir

Esta iniciativa contra el cambio climático, que el Foro Mundial para la Naturaleza (WWF) inauguró el año pasado en esta ciudad para concienciar a la ciudadanía de la importancia del cambio climático, se ha convertido en 2008 en un evento global.

Casi 400 ciudades y pueblos, 20.000 empresas y 280.000 ciudadanos de más de 35 países de todo el mundo se habían registrado hasta hoy en la página de internet del evento y, cuando en su franja horaria se marquen las 20.00 horas, apagarán las luces durante una hora.

El evento finalizará 18 horas después de su comienzo en Sídney, cuando sea el puente de San Francisco, el famoso Golden Gate Bridge, en Estados Unidos, el que se una a la acción medioambiental.

"Algo monumental" 

El portavoz de WWF en Australia, Andy Ridley, manifestó a Efe que "en realidad no tenemos ni idea de cuanta gente ni cuantos países participarán, puede convertirse en algo monumental".
Según los registros de la página de internet de "La Hora del Planeta", los últimos en celebrarlo serán los ciudadanos de San Francisco, pero "alguien ha dicho que en Honolulu, que no ha manifestado a WWF su interés en ser parte de la iniciativa, también están preparando eventos", apuntó Ridley.

En marzo de 2007, cuando la ciudad de Sídney celebró la "Hora de la Tierra" por vez primera, sus habitantes lograron ahorrar un 10 por ciento de la energía de la ciudad; el equivalente de retirar a 48.000 coches de las vías públicas durante 60 minutos.

Este año participan ciudades de todo el mundo como Copenhague, Dublín, Manila, Chicago, Tel Aviv (que lo celebró el viernes por motivos religiosos), Bangkok, Vancouver, Montreal o Toronto y, según la organización WWF, también Argentina, Bolivia, Brasil, México, Nueva Zelanda, Uruguay, Venezuela y España se han unido al proyecto.