Compartir

Un murciano de 62 años ha sido sometido en Valencia al segundo autotrasplante de brazo que se realiza en el mundo, en una operación que ha sido financiada por la Fundación Pedro Cavadas al negarse el Servicio Murciano de Salud a hacerse cargo de la intervención.

Así lo ha asegurado hoy Miguel Ángel Tarín, yerno del paciente, quien ha denunciado que el Servicio Murciano de Salud se negó a que la operación se hiciera en el Hospital Virgen de la Arreixaca alegando que "no estaba en la cartera de servicios de la sanidad española".

El paciente, Fernando F., perdió el brazo derecho hace cuarenta años en un accidente laboral y hace un año y medio sufrió un ictus cerebral que le dejó hemipléjico el brazo izquierdo.

Salud de Murcia les negó la intervención 

Según ha explicado Tarín, acudieron al Servicio Murciano de Salud para que su suegro pudiera ser operado por el doctor Cavadas, pero les fue negada "esta opción y también una reunión con el subdirector de Asistencia Sanitaria", al que entregaron un informe sobre las ventajas que la intervención podía suponer para el paciente.

Finalmente, fue la Fundación Pedro Cavadas la que se hizo cargo de todos los gastos de la operación, que se realizó el pasado 10 de marzo en la Clínica Virgen del Consuelo de Valencia. La intervención ha consistido en cortar el brazo izquierdo del paciente por encima del codo y trasplantárselo en el brazo derecho.

"Mi suegro está muy bien e incluso ha movido ya los dedos", ha explicado Tarín, quien ha dicho no entender que el Servicio Murciano de Salud envíe al doctor Cavadas a personas que han perdido algunas extremidad en un accidente y no se haga cargo de la operación de su suegro