Compartir

Esta semana se situó al Ibex 35 en el nivel de los 13.400 puntos, en una semana de gran volatilidad, que llevó al selectivo a registrar la segunda mayor subida del año el pasado martes.

Las operaciones corporativas volvieron a centrar la atención de los inversores, en especial, en el sector energético, lo que llevó a todos los valores a registrar repuntes en la semana, salvo a Iberdrola, que perdió un 0,59%.

Esta semana surgieron rumores sobre una posible OPA de EDF sobre Unión Fenosa con el apoyo del principal accionista de la eléctrica española, ACS, quien intentaría, a su vez, hacerse con el control de Iberdrola.

Además, el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao dictó esta semana un auto por el que concede a Iberdrola las medidas cautelares solicitadas el pasado 17 de marzo frente a EDF por competencia desleal.

Por el contrario, la mayor subida de la semana la registró Colonial, (+23,08%), aupada por la posibilidad de que los bancos acreedores de la inmobiliaria y sus socios de referencia (Luis Portillo y Nozar, con un 34,1% y un 12,2%, respectivamente) puedan buscar o recibir una nueva oferta de compra.

Por otro lado, Caixa Catalunya vendió un 4% del capital social de Abertis por 537 millones a Criteria y ACS, que refuerzan así su posición de primeros socios de referencia del grupo de concesiones de infraestructuras de transportes y telecomunicaciones.

Por último, Banco Popular subió un 2,64%, seguido de Indra (+2,63%), REE (+2,32%), Cintra (+2,15%), Repsol YPF (+1,88%), Bankinter (+1,81%), Mapfre (+1,60%), Grifols (+1,42%), Sogecable (+0,51%), Gas Natural (+0,50%), Ferrovial (+0,39%) y Unión Fenosa (+0,14%).