Compartir

La Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU) y la Federación de Consumidores en Acción (Facua) se mostraron hoy "totalmente en contra" del incremento del precio de la bombona de butano y advirtieron de que se trata de un producto muy utilizado por las familias de rentas más bajas, a las que esta subida "pone en una situación más difícil".

El portavoz de la CECU, Antonio López, consideró "excesivo" el aumento del 8,96% de la bombona de butano, puesto que "es más del doble que la inflación".
López, que subrayó que la inflación se ha elevado por encima del 4%, recalcó que la medida, que se aplicará a partir del próximo martes, 1 de abril, restará aún más capacidad adquisitiva a los consumidores de rentas más bajas.

Proteger la economía doméstica 

Por su parte, el portavoz de la Facua, Rubén Sánchez, acusó al Ejecutivo de mantener un "continuo empeño" en conservar los márgenes de beneficios de la empresas a costa del bolsillo de los consumidores, y reivindicó que las revisiones se orienten por criterios "más políticos" para proteger las economías domésticas.


"No se puede asumir que cada año tanto el gas canalizado como el gas butano suban más que el IPC"
, señaló Sánchez, quien reclamó al Ejecutivo que en esta nueva legislatura escuche a las asociaciones de consumidores. "No es propio de un Gobierno que defiende el diálogo ignorar las reivindicaciones de los consumidores mientras se reúne con las empresas", aseguró el portavoz de Facua a Europa Press.

El precio máximo de venta al público de la bombona de butano de 12,5 kilogramos subirá más de un euro a partir del próximo martes hasta los 14,10 euros, lo que supone un incremento del 8,96%, informó hoy el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.