Compartir

Encerrados en una casa, en una academia de canto o baile, cambios de imagen… Un sinfín de programas de telerrealidad que, como siempre, acaban caducando. Por eso hay que innovar constantemente. Y nada mejor para alimentar a la audiencia que trasladar este formato a tribus del Amazonas que nunca han tenido contacto con el exterior. Pero existen riesgos…

El concepto de  'Gran Hermano' de Orwell se globaliza

Según informa Survival (ONG defensora de los derechos de los indígenas), un equipo de televisión de la productora Cicada Films se trasladó a la Amazonia peruana para buscar el emplazamiento adecuado donde rodar una especie de 'reality show' para  Discovery Channel titulado 'Tribus perdidas del mundo'.

Las comunidades que visitaban no se ajustaban a sus espectativas. Las encontraban occidentalizadas. Los niños jugaban al fútbol y hasta tenían escuelas. Quizás fue entonces cuando recordaron una noticia de octubre de 2007, cuando un avión, sobrevolando el río Las Piedras, al sureste de la selva peruana, detectó un pueblo aislado. Sus habitantes salieron de entre los árboles para observar ese aparato que surcaba los cielos y varias mujeres de la tribu hasta le tiraron flechas.

Ya hay cuatro muertos y varios enfermos de gravedad

Todo apunta a que la Administración peruana advirtió a Cicada Films de que no podía entrar en contacto con ninguna tribu 'aislada y no contactada' (que no ha estado en contacto nunca con el exterior). Pero todo por la audiencia. Es más; un antropólogo estadounidense que se encontraba en la zona, Glenn Shepard, les explicó que entrar en contacto con determinadas tribus podía poner en peligro la vida de sus habitantes por no estar inmunizados a enfermedades para nosotros comunes. Pero las cámaras se dirigieron al río Las Piedras.

Hoy se sabe que desde ese primer contacto ya han muerto cuatro indígenas por deficiencia respiratoria (gripe) y otros están gravemente enfermos. Cicada Films niega ser la culpable de esta epidemia, pero desgraciadamente no es la primera vez que se les acusa de algo así. Otro documental de esta productora, según Survival, ya generó críticas. Fue en Ecuador, donde violentaron a los huaorani, otro grupo de indígenas no contactados.