Compartir

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) recuerda que la conocida como 'astenia primaveral' no es una enfermedad, sino un trastorno leve que suele remitir en menos de 15 días y que presenta síntomas como somnolencia, irritabilidad, cansancio y apatía, que pueden minimizarse respetando las horas de sueño y haciendo descansos de 5 minutos cada hora en el trabajo.

Según manifestó el doctor Enric Aragonés, miembro del Grupo de Salud Mental de la semFYC, la astenia es como un bajón que puede aparecer aislado y desaparecer por sí solo, o responder a situaciones como cambios de vida o sobreesfuerzos físicos o psíquicos.

Vida ordenada 

La subida de las temperaturas y el incremento de horas de luz en primavera provocan en muchas personas alteraciones físicas y del estado de ánimo que hacen que la astenia sea más frecuente en esta época que en otras.
Para combatir este trastorno, los médicos de familia y la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp) recomiendan respetar las horas de sueño, practicar ejercicio físico moderado, llevar una vida ordenada, evitar sustancias como el tabaco o el alcohol y, sobre todo, mantener siempre una actitud positiva.

"Estas recomendaciones nos ayudarán a recuperar el tono físico y mental ante los cambios que se producen en nuestros biorritmos con la llegada de la primavera. Deben acompañarse, además, de una alimentación equilibrada y variada, que incluya el consumo de abundantes frutas, verduras, legumbres y cereales, ya que todos estos alimentos son una excelente fuente de vitaminas y minerales esenciales para mantener sano nuestro organismo", según la Anfp.
No obstante, los facultativos insisten en que la astenia no debe durar más de dos semanas, por lo que si los síntomas persisten transcurrido este tiempo, debe consultarse con el médico