Compartir

Kingfisher, la aerolínea propietaria del avión, aseguró en un comunicado que los 25 pasajeros que viajaban en el aparato se encontraban "seguros" y que fueron evacuados por la tripulación.

El accidente causó la rotura del tren de aterrizaje del avión, un ATR 72-500 que transportaba 25 pasajeros, por lo que el vuelo quedó suspendido.

Según la versión del capitán del avión, Mmopi, un perro negro cruzó la pista de despegue cuando el aparato tomaba velocidad, sin que los pilotos tuvieran tiempo para eludir al animal.

Dos horas sin tráfico 

El accidente causó la suspensión de los vuelos con origen y llegada al aeropuerto durante dos o tres horas, con el fin de reparar los desperfectos del avión y retirarlo de la pista.

"Es desafortunado que la amenaza canina persista en los aeropuertos y cause accidentes como el registrado en Bangalore. Como la seguridad es suprema en Kingfisher, estoy orgulloso de que nuestra tripulación supiera manejar la situación", dijo en un comunicado el presidente de la compañía, Vijay Mallya.

Las calles indias están repletas de perros que suponen un peligro para el tráfico rodado y para la seguridad de los viandantes.

En la propia ciudad de Bangalore, una serie de ataques caninos contra peatones desembocó en una brutal campaña de sacrificios que acabó con la vida de 200 perros callejeros en una semana.