Compartir

José Luis Borau, figura esencial del cine español, y, José María Merino, uno de los grandes cuentistas de la lengua española, han sido elegidos esta tarde académicos de la Lengua para cubrir las vacantes de Fernando Fernán Gómez y de Claudio Guillén, respectivamente.

Borau, que se disputaba el sillón "B" con el novelista y ensayista catalán Félix de Azúa, resultó elegido en segunda votación con el respaldo de veinte académicos, lo mismo que Merino, único candidato al sillón "m", según comunicó el secretario de la Academia, José Manuel Blecua.

Director de películas como "Furtivos", "Río abajo", "Sabina" y "Tata mía", Borau (Zaragoza, 1929) fue presidente de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España de 1994 a 1998. Merino (A Coruña, 1941) ha recibido los premios de la Crítica, el Nacional de Literatura Infantil y el de Narrativa Miguel Delibes.

José Luis Borau, al conocer la noticia, dijo que estaba muy sorprendido y que "se habían venido abajo" todas sus teorías, que eran, básicamente, "que no salía elegido".
Espera aportar a su trabajo en la Academia todo lo que sabe sobre el género del guión, tras 35 años enseñando esa asignatura en distintas universidades españolas e internacionales, y aportar su conocimiento sobre la influencia del Séptimo

Arte en el lenguaje de la calle

José María Merino considera "un gran honor" formar parte de "una institución independiente" como la Academia, y llega a ella con "la curiosidad apasionada" que siente desde niño por el diccionario y con su "fervor por las palabras".

Merino ha asegurado que su elección supone "cerrar gratamente un ciclo vital", dado que en su infancia empezó "a descifrar el mundo de la realidad a través del diccionario, por un lado, y de los cuentos y novelas, por otro"