Compartir

La pareja asesinóen sus 16 años de matrimonio al menos a siete chicas en Francia y la vecina Bélgica e intentaron secuestrar y violar a otras tres entre 1987 y 2003.

Michel Fourniret y su esposa Monique Olivier, conocidos en la prensa gala con el nombre de 'duo diabólico', se sienta a partir de hoy en el banquillo de los acusados para rendir cuenta de sus crímenes ante el Tribunal de lo Criminal de Charleville-Mezières, en las Ardenas, donde hoy se ha iniciado la vista del juicio, que se prolongará hasta finales de mayo.

Se enfrentan a la cadena perpetua.
La vista se ha iniciado con un golpe de efecto del presunto asesino en serie, que se ha negado a revelar su identidad al ser preguntado por el presidente del Tribunal, Gilles Latapie, y ha dado a entender que sólo declarará si el proceso se celebra a puerta cerrada.

Ambos llegaron al tribunal poco después de las 8.30 horas en dos coches distintos y escoltados por policías de élite y se sentaron juntos en la misma cabina acristalada y blindada del Tribunal.

Un juicio, dos actitudes 

"Sin puerta cerrada, boca cosida", esgrimió Fourniret de pie y con los brazos cruzados ante el magistrado. Luego, el acusado hizo llegar al tribunal una larga carta, enrollada como un papiro y atada con un lazo, y pidió a su presidente leer su contenido a las familias de las víctimas. Latapie le respondió que lo tendría en cuenta cuando considere oportuno.

Monique Olivier aceptó en cambio responder a las preguntas y lo hizo con voz alta y clara. Nacida en 1948 en Tours, era cuidadora de enfermos, más que una profesión un tipo de ayuda familiar.
Michel Fourniret, antiguo obrero nacido en Sedán (Ardenas) está acusado de "asesinato, violación y secuestro" en los crímenes cometidos en Francia y Bélgica, hechos que ha admitido. Su esposa deberá responder de la acusación de coautora de uno de los crímenes, perpetrado en 1989, y de complicidad en otros cinco.
"Ella es consciente de los hechos cometidos y quiere excusarse, pedir perdón", aseguró hoy a la prensa uno de los abogados, Jacques Deslandes, quien garantizó que Monique Olivier estará presente en todas las audiencias.

Una larga lista de víctimas

En 1987 la pareja se cobra su primera víctima, Isabelle Laville, de 17 años, tras ella mató a Fabienne Leroy, Jeanne-Marie Desramault, Elisabeth Brichet, Natacha Danais, Céline Saison y Mananya Thumpong. na tentativa de violación, un secuestro fallido y una agresión sexual completan el historial delictivo de la pareja que acabó gracias al azar y la perseverancia de un policía belga que consiguió poner fin a la odisea criminal del matrimonio en junio de 2003 cerca de Namur (Bélgica), cuando Fourniret intentaba raptar a una joven de 13 años, que se salvó porque estaba mal atada y logró escapar y llevar a la policía la matrícula de la furgoneta en la que Michel Fourniret intentó secuestrarla.