Compartir

Las autoridades italianas, que aseguran que los niveles de dioxina "son altos, pero no excesivos", también han trasladado a Bruselas que las partidas afectadas se localizan en la región de Campania y proceden de 23 establecimientos en propiedad de cuatro sociedades productoras.

La portavoz precisó, no obstante, que Bruselas sigue esperando información "completa y precisa" sobre el nombre de las sociedades productoras y los establecimientos, la retirada de los lotes contaminados, las medidas adoptadas por las autoridades italianas para cumplir con la legislación comunitaria y otras iniciativas.

Según las autoridades italianas, los lotes de producto contaminado no han sido exportados a la Unión Europea ni a terceros países, dijo la portavoz, que enfatizó que los lotes de producto sospechoso de contener niveles excesivos de dioxinas se refieren sólo a la mozzarella procedente de la región de Campania y no del resto de Italia.

Por su parte, el director general del Ministerio de Sanidad, Silvio Borrello, resaltó que de las 83 granjas cerradas temporalmente para ser investigadas, sólo 30 o 35 serán clausuradas definitivamente.

La Comisión Europa ha amenazado con bloquear la importación de mozzarella italiana si las autoridades del país transalpino no suministran información suficiente sobre los altos niveles de contaminación de este producto antes de las 18.00 horas.