Compartir

Esta sentencia, además de condenar a 11 años de prisión al propietario de sociedad de valores, Antonio Camacho, y a otras penas a sus principales colaboradores, declara, entre otras, a esta entidad y a Caja Madrid Bolsa como responsables civiles subsidiarios, confirmaron fuentes de la caja catalana.

Así, tanto esta entidad como a Caja Madrid Bolsa podrían tener que hacer frente al pago de 87,9 millones de euros, cantidad total defraudada por Gescartera determinada por el tribunal.

La sentencia no establece las cantidades que tendrán que abonar cada una de las entidades, ya que se fijará en el momento de la ejecución definitiva de la sentencia, que podría tardar alrededor de tres años, después de que el Tribunal Supremo tramite todos los recursos que se presenten contra la sentencia, informaron a Europa Press en fuentes jurídicas.

Los 87,9 millones de euros podrían ascender a 125 millones si se suman los intereses por los siete años transcurridos desde la intervención y a alrededor de 150 millones de euros si se tienen en cuenta los intereses que se sumarían durante los tres años que tarde en ejecutarse la sentencia.

Indemnizaciones para Fogain 

El tribunal ha considerado que 'La Caixa' debe responder por los delitos cometidos por el director de la sucursal de Majadahonda (Madrid), José Alfonso Castro Mayoral, y su subdirector, Miguel Carlos Prats, condenados a 3 años de prisión por cooperar con los responsables de Gescartera en el delito de apropiación indebida.

El fiscal del caso, Vicente González Mota, cifró la responsabilidad civil directa de la entidad en 26,37 millones de euros durante la celebración del juicio oral.
El pago de las indemnizaciones que se fijen a 'La Caixa' y Caja Madrid Bolsa' estarán destinadas a devolver lo abonado por el Fogain, así como el resto que falta por pagar a los 650 clientes cuyos nombres aparecen en la sentencia.

La sentencia considera probado que los empleados de 'La Caixa' cooperaron con los responsables de Gescartera al firmar varios documentos falsos que sirvieron a la agencia de valores para pasar la inspección de la CNMV de 1999.

Junto a 'la Caixa' y Caja Madrid, también han sido declaradas responsables civilies subsidiarias a las empresas del entorno de la agencia de valores, Gescartera Gestión, Bolsa Consulting Madrid, Breston, Pormociones Andolini, Asesoría y Gestión de Patrimonios, que no podrán hacer frente a los pagos por insolvencia, así como los condenados cuyas cuentas están embargadas desde la intervención por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en junio de 2001.