Compartir

María Cristina Castro se mostró convencida de que contará con los "apoyos suficientes" para que su candidatura salga adelante teniendo en cuenta que, "en un día", ha recibido 300 emails de apoyo.

En declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press, Castro aseguró que presentará su candidatura en el Congreso de junio, "pero no desde el atrevimiento, ni por diez minutos de gloria, porque no soy ninguna inculta, ninguna indocumentada ni ninguna salvapatria". La militante del PP manifestó que su única pretensión es "ayudar a su partido a ganar las próximas elecciones".

Castro, afiliada al PP desde la derrota del partido el 14 de marzo de 2004, aseguró que tendrá "los apoyos suficientes" para presentar su candidatura a la presidencia del PP, teniendo en cuenta que en "un sólo día" recibió más de 300 email de apoyo de gente que "se ha dado de baja en el partido" y que se ha animado a afiliarse después de conocer su intención.

"La discrepancia es enriquecedora" 

Preguntada por si pertenece a la línea de Alberto Ruiz Gallardón, Castro negó primero conocer al alcalde de Madrid, pero afirmó que "todas las opciones y opiniones deben ser válidas dentro del partido" porque, a su entender, "la discrepancia bien entendida es enriquecedora" frente al "enfrentamiento".

Dicho esto, quiso aclarar: "No soy ni de una ni otra tendencia, soy una militante de base ilusionada".
Explicó, por último, el incidente en la convención del PP hace dos años que le valió una salida "en volandas" del centro por los agentes de seguridad.

Afirmó que sólo levantó la mano y dijo "por favor", sin tener intención de interrumpir. "Quería tener un gesto espontáneo", resumió Castro, quien afirmó que por este episodio obtuvo una entrevista con Ángel Acebes de "más de una hora", en la que "le pidió disculpas".