Compartir

El virus H5N1 ha sido detectado gracias a los controles de vigilancia que se habían establecido desde octubre de 2007 y sin que el ave tuviera síntoma alguno de la enfermedad.

Según la Oficina federal veterinaria, el hallazgo de este caso no va a llevar a adoptar nuevas medidas, sino que se mantendrán las que ya estaban en vigor, es decir, que no se prohibirá la cría al aire libre de aves.

La fuente señaló que los análisis genéticos del virus encontrado muestran una fuerte similitud con los casos recientes de gripe aviar detectados en Europa en 2007. "Este caso demuestra que el virus aviar está presente en nuestras latitudes y que es necesaria la vigilancia", señala la oficina.

No obstante, la Oficina Veterinaria Federal afirma no tener pruebas de que las aves migratorias sean las transmisoras de la gripe aviar.

Este nuevo caso eleva a 33 el número de casos de gripe aviar H5N1 diagnosticados en Suiza. Los otros 32 fueron detectados entre febrero y marzo de 2006 en aves salvajes encontradas muertas sobre el lago Leman y en la región del lago de Constance.