Compartir

Se acabó la primera ronda de contactos con los partidos políticos para configurar las mesas del Congreso y del Senado y el Partido Popular, último en ser consultado, ha manifestado su negativa a apoyar a José Bono como presidente de la Cámara. El responsable de trasladarle esta decisión ha sido el Eduardo Zaplana, portavoz del PP.

Pero Blanco no ha tirado la toalla y ha pedido públicamente a los populares que "recapaciten para beneficiar a la democracia y que no empiecen la legislatura dificultando que la pluralidad de España no esté reflejada en la mesa del Congreso".

Confía en que con la renovación de los órganos de dirección del PP la próxima semana, cambie de postura. 

"No tiene nada que ver con la investidura de Zapatero"

Blanco ha manifestado que los acuerdos que se hayan podido alcanzar en esta primera ronda de contactos para la formación de las mesas "no tienen nada que ver ni generan ningún compromiso con los que se puedan adoptar  de cara a la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero". 

El próximo martes comenzará la segunda ronda con los partidos con representación parlamentaria.