Compartir

A las cinco de la tarde ha abandonado el barco el último pasajero. Como ya había anunciado el vicepresidente de Pullmantur, Bernardo Echevarría, todos los viajeros han sido trasladados al aeropuerto de Esmirna, desde donde los turistas españoles regresarán en varios aviones a los aeropuertos de Madrid y Barcelona en la tarde de hoy.

La mayoría de los turistas son españoles y portugueses. El barco llevaba
encallado desde el martes,
según ha informado un pasajero. Este mismo barco ya modificó su ruta entre Atenas y Estambul durante la pasada
Semana Santa sin informar a los pasajeros, lo que generó un fuerte
malestar entre los turistas que han anunciado acciones legales
contra la compañía turística española Pullmantur.

Los afectados recibirán la devolución del importe del viaje y un
cheque regalo del 50%
en próximos cruceros de la compañía "en atención
a la situación producida" y la compañía ha manifestado que lamenta "profundamente los acontecimientos y los
inconvenientes causados".

Kusadasi era la primera escala de un crucero de una semana
que partió el lunes de Estambul hacia Atenas, con paradas además en los puertos de Bodrum (Turquía), y Rodas y
Patmos en Grecia.

Distintas versiones

Según  el periodista José Manuel Rodríguez, cuando se acercaron a Kusadasi el barco se detuvo
a unos 300 metros del puerto, y poco después se amarraron a él dos
remolcadores que no pudieron moverlo.

"Al principio nos dijeron que el temporal no permitía trabajar a
las remolcadores, pero más tarde explicaron que durante las
maniobras se rompieron los motores" de las dos naves de arrastre,
según este pasajero.

En la mañana del miércoles otros dos remolcadores diferentes
intentaron acercar el barco a puerto, pero tampoco lo consiguieron.

"En ese momento empezamos a pensar que el problema era que el
barco estaba encallado", afirmó el pasajero, quien asegura que este
extremo fue negado por el director del hotel de abordo, Mario Pires,
y por la propia agencia Pullmantur, que ha asegurado a los viajeros
que el barco permanece parado por el mal tiempo.

Sin embargo, Rodríguez asegura que las condiciones
meteorológicas
no son malas. El periodista asegura que la pasada madrugada se llevó a cabo una nueva operación para
tratar de remolcar la nave, en la que intervinieron dos buques de
arrastre y otros tres de empuje que, en ningún caso, consiguieron
mover el Sky Wonder.

El mismo pasajero ha señalado que algunos medios locales turcos
adelantaban ayer que este navío se encontraba encallado.