Compartir

La idea es similar a la de los faraones de Egipto, pero en este caso parte de una asociación alemana cuya intención es construir un gran mausoleo para albergar las cenizas de todo aquel que desee que su recuerdo permanezca por siempre.

“Ya estamos hablando con inversores e instituciones para poner la idea en marcha”, cuenta el economista Jens Thiel, uno de los impulsores de la idea. A cada particular su espacio le costará unos 700 euros y, aunque estaba planeada en Dessau, Alemania, ahora se abren nuevas alternativas.

“Precisamente estamos pensando en Andalucía porque es un lugar maravilloso que conocen muchos turistas. Aún no hemos contactado con ningún Ayuntamiento, pero lo haremos.”

Un monumento pensado a lo grande

Una de las características más llamativas del proyecto es que en realidad no se conocen las dimensiones finales que tendrá la pirámide. Como el procedimiento es añadir unas hileras de piedras sobre otras, según Thiel, “puede crecer tanto como la gente quiera”. Todo un monumento para la eternidad.

Ya no es sólo para ricos

“Elegimos la pirámide porque es un gran símbolo para todo el mundo, algo construido para permanecer siempre”. Ésta, además, no sirve sólo para faraones.

Fácil de construir

Thiel explica que otro de los motivos para escoger una pirámide para el mausoleo colectivo es que “es una estructura más sencilla de construir que otras y puede crecer indefinidamente”.