Compartir

El debate está en la calle. La decisión de la empresa Pascual de penalizar con un descuento de 30 euros en la nómina a las trabajadoras de la Clínica San Rafael de Cádiz que usen pijama sanitario en vez de falda ha desatado la polémica. Enfermeras y auxiliares del centro anunciaron ayer que denunciarán a la empresa Pascual si no cambia la normativa interna de vestuario del centro, ya que se les obliga a llevar falda, en un “claro incumplimiento” de la Ley de Igualdad.

La empresa aseguró que la vestimenta que rige en sus centros hospitalarios se diseñó tras aprobar una norma interna que fue consultada con sus propios profesionales y que la elección del vestuario “obedece a un exclusivo criterio de imagen sanitaria y corporativa”.

“Sufrimos comentarios muy subidos de tono
María Molina afirma que no se le ocurría pensar que el uniforme del Hospital Dr. Pascual era discriminatorio, pero que el hecho de llevar faldas cortas provoca que todas las chicas hayan sufrido “comentarios sexistas e incluso vejatorios” de los pacientes.

Se les podría hasta despedir

“Si en el convenio de su empresa está establecido que su uniforme debe llevar falda tienen que cumplirlo” afirma Antonio Bernal, abogado penalista y laboralista. “Si no se ponen la falda están cometiendo un acto de desobediencia y podrían despedirlas”. Por otra parte, y según el artículo 18 del Estatuto de los Trabajadores, “no se puede disfrazar a un empleado, ni imponer un uniforme discriminatorio, sexista o que vaya en contra de la igualdad”, afirma este abogado.

Duras críticas del Satse y de la Asociación de Juristas Themis

La secretaria provincial del sindicato de enfermería Satse-Cádiz, Carmen de Porres, tildó de “indignante y vergonzosa” la actitud de Pascual mientras que la presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Altamira Gonzalo, la calificó de “inconstitucional y vejatoria”.

El uniforme con el que van estas enfermeras gaditanas no es nuevo. Muchas llevan trabajando con él 30 años, por eso no entienden cuál es ahora la diferencia. “Cada una llevamos el largo de la falda que queremos” afirma una de ellas. 

Los sindicatos UGT y CCOO lamentaron ayer la “situación humillante y discriminatoria” hacia las trabajadoras de la Clínica San Rafael, así como la actitud del centro, y han reclamado a la Junta que se replantee su política de externalizaciones.
los políticos, con ellas.

Anuncian movilizaciones

El comité de empresa de la clínica explicó ayer que el próximo día 2 se concentrarán a las puertas del centro hospitalario y posteriormente harán lo mismo ante la Delegación de Salud que en Cádiz requirió ayer a la Clínica San Rafael, con la que tiene un concierto asistencial, un informe sobre la denuncia del comité de empresa.

Por otra parte, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, afirmó ayer que pedirán información sobre el caso y aplaudió que la Junta haya pedido a la empresa un informe.

El grupo parlamentario de Izquierda Unida en la Junta de Andalucía estudia comenzar la legislatura con dos iniciativas que abogan porque el Gobierno intervenga en este caso.

Policías, bomberos, cocineros… a ellos les gusta su uniforme

Las enfermeras no son las únicas que llevan uniforme. Policías, bomberos, cocineros, limpiadoras… y a pocos les molesta hacerlo. Por lo general, las personas que trabajan en este tipo de puestos reconocen que es mucho más cómodo.

También hay algunos que valoran no tener que preguntarse: ¿qué me pongo?. Muchas profesionales pueden elegir y un ejemplo de ello es
El Corte Inglés que se unió a la moda. Desde el pasado año y por primera vez en sus 70 años de historia, las mujeres que integran la plantilla de El Corte Inglés pueden usar pantalones.

En el AVE, El personal femenino tiene la posibilidad de escoger entre llevar traje de chaqueta con pantalón o con falda y
Adolfo Domínguez
modernizó Iberia cuando introdujo en 2006 los pantalones como prenda opcional para las azafatas.

Y además: · Sin minifalda, ellas cobran menos