Compartir

La diputada electa por Nafarroa Bai, Uxue Barkos, manifestó hoy que su formación no va a "rehuir" la creación de un grupo parlamentario conjunto con IU-ICV y ERC, aunque señaló tres condiciones para que este proyecto pueda llevarse a cabo.La primera y más importante es que este grupo permita a los navarros tener "voz propia" en el Congreso.

La segunda exigencia es que esta alianza tenga un horizonte legislativo completo, durante los próximos cuatro años.Por último, Na-Bai requiere que el grupo mantenga una coherencia ideológica con los ideales del partido.

Contrarios a Bono 

Respecto a Bono, Barkos aseguró que ha hablado con el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, sobre el diputado electo por Toledo, en una conversación en la que recordó "el precedente" de anteriores legislaturas.

Según ha adelantado Barkos, Na-Bai no apoyará a Bono porque en
meses pasados se ha expresado con "cierta posición contraria"
a esta
formación navarra y "en política general se ha permitido metáforas
excesivas en la forma y en el fondo".

Por último,  la portavoz de Na-Bai señaló que, aunque ha habido conversaciones con los socialistas, no existen ofertas concretas, y solicitó una "razonable" petición que permita reordenar el Grupo Mixto y lleve "más pluralidad" al Congreso de los Diputados.