Compartir

La diputada electa de Coalición Canaria, tras reunirse en el Congreso con el secretario de
Organización del PSOE, José Blanco, para tratar la composición de
las Mesas de las Cortes, no ha desvelado si respaldará a José Bono
como presidente
de la Cámara Baja, si bien ha dejado claro que no
discute su "perfil" e "idoneidad".

Sin embargo, ha abogado por una composición de las Mesas que
respete la pluralidad política
que han reflejado los pasados
comicios generales y que haga viable la división del Grupo Mixto, en
el que estaría integrada Coalición Canaria, en varias agrupaciones
parlamentarias.

Aunque no ha adelantado qué posición tendrá CC tanto en la
votación de Bono como en la investidura de Zapatero, Oramas se ha
mostrado satisfecha porque, tras seis meses sin hablar con el PSOE,
se ha iniciado hoy "una nueva etapa de diálogo" y de "recuperar la
comunicación".

"Importante" relación bilateral

Esta nueva relación que hoy comienza entre los nacionalistas
canarios y el PSOE resulta, a su juicio, "importante" para Canarias
por un lado, pero también para el "Gobierno de España".

Asimismo, en la reunión con Blanco, la representante de CC ha
abordado la posibilidad de que el Grupo Mixto se divida en varios
grupos
con el fin de "aligerar" su composición.

La diputada canaria ha subrayado que todas las opciones para que
esta posibilidad se cumpla están "abiertas con el reglamento en la
mano" y ha apostado por la formación de varios grupos a partir de
cuestiones "instrumentales" y no ideológicas.