Compartir

Alberto Fujimori ha pedido disculpas por haberse dormido
varios minutos en el tribunal y se excusó ante el juez por no usar
medias para evitar una molestia en las piernas, durante el juicio que
afronta por abusos a los derechos humanos cometidos durante su etapa de presidente de Perú.

En la audiencia del lunes,
el presidente de la sala César San Martín, tuvo que recurrir a golpes
de campana para despertar a Fujimori, que se quedó dormido durante unos
20 minutos en pleno interrogatorio a uno de los testigos del caso, lo
que incluso forzó a suspender ese día el proceso.

"Señor Fujimori: ¿está usted dormido?, yo entiendo la larga jornada, (pero) ¿tiene usted un problema de salud o es un problema de cansancio nada más?", le preguntó el magistrado tras despertar al aletargado Fujimori.
El ex gobernante respondió que se sentía especialmente agotado en los últimos días, aunque declinó de ser revisado por un médico legista.