Compartir

La abogada Jolud Ahmad Yawan, cuyo nombramiento como jueza de primera instancia fue ratificado hoy por el presidente emiratí, jeque Jalifa bin Zayed al Nahiyan, se convierte así en la primera mujer que tiene acceso al sistema judicial en el país.

"La mujer emiratí ya es ministra, miembro del Consejo Nacional (elegido en 2006 como núcleo de un parlamento del país) y ahora es jueza", dijo Sultán Sayed al Badi, subsecretario del Departamento de Justicia de Abu Dhabi.

Al Badi, citado por la agencia nacional WAM, aseguró que su departamento "ofrecerá todo tipo de apoyo a la jueza Jolud" y subrayó que Abu Dhabi "reconoce la importante labor de la mujer en la sociedad y en el proceso de desarrollo" del país.

Ni juez ni califa 

Los estados árabes del Golfo Pérsico -Arabia Saudí, Kuwait, los EAU, Qatar, Bahrein y Omán- tienen sociedades de naturaleza conservadora y tribal, y consideran, en su mayoría, que una mujer no puede ser juez ni califa.

En otros varios países islámicos, numerosos dirigentes religiosos consideran que la mujer, en todo caso, podría ser juez en tribunales para asuntos de Familia.
Aún así, en países árabes como Sudán, Siria, Túnez, Argelia, Marruecos, Irak, Líbano, Jordania o Yemen y, hace un año, Egipto, existen mujeres jueces.

Emiratos, que ha dado en los últimos años varios pasos hacia la igualdad de sexos, permite a las mujeres votar y presentarse como candidatas en las elecciones, y en el actual Gobierno emiratí, formado a mediados de febrero, hay cuatro ministras.