Compartir

Alrededor de una decena de vecinos gitanos de Cuenca se ha concentrado a las puertas de la Comisaría de la Policía, donde se encuentra detenido el presunto autor de la muerte de la niña de cinco años Mari Luz Cortés, para mostrar su rechazo al crimen y dar apoyo a la familia.

Así lo declaró a los medios uno de ellos, que no quiso desvelar su identidad, afirmando que han acudido a concentrarse para apoyar a la familia de la niña, ya que desde se ha conocido hoy la noticia "se ha corrido la voz" para llevar a cabo esta concentración y "protestar por lo que ha hecho esta gente".

También afirmó que con ello, el colectivo gitano quiere dar el pésame a la familia y "estar con ellos" y "en contra de esta gentuza". De hecho, adelantó que acudirá más gente a lo largo de la tarde.