Compartir

El catedrático de Edafología y Química Agrícola de la Universidad de La Laguna (ULL), Antonio Rodríguez, que ofrece hoy una conferencia sobre "La desertización en Canarias", ha afirmado que la situación en las islas es "verdaderamente grave".

Según Rodríguez, es necesario distinguir de forma clara aquellas zonas que están sufriendo un proceso de desertización debido a las actuaciones humanas, de las zonas cuya naturaleza es árida o semidesértica.

El hombre y su medio

Recordó que, de forma general, la desertización surge siempre de "una mala relación del Hombre con su medio", ya que por ejemplo la degradación del suelo producida por erosión, salinización y compactación se debe sobre todo al abandono de la actividad agrícola, el sellado del suelo por infraestructuras, la degradación de la calidad y cantidad de los recursos hídricos y el deterioro de la vegetación y la biodiversidad.

En su opinión se debería prestar atención a factores socioeconómicos, tales como la presión demográfica, la terciarización o la litoralización de la economía, que también influyen en la desertización.

Sin embargo, recordó que la desertización no es sólo un problema de Canarias, ya que afecta a 36 millones de kilómetros cuadrados, o lo que es lo mismo al 25 por ciento de la superficie sólida del planeta, así como a casi 1.000 millones de personas en el mundo, lo que supone el 16 por ciento de la población mundial.