Compartir

Goikoetxea ha sido identificado como el etarra que el pasado viernes 21 llamó por
teléfono a la DYA de Vizcaya para avisar de la colocación de un
coche-bomba frente al cuartel de la Guardia Civil de la localidad
riojana de Calahorra,
según han informado a Efe fuentes de la investigación.

La DYA de Vizcaya recibió a las 13:28 horas del pasado viernes
una llamada en nombre de la organización terrorista ETA en la
que se avisaba de que a las 14.00 horas explotaría un artefacto
colocado en un vehículo del que proporcionaba modelo, color y marca.

Además, las grabaciones de las cámaras de vigilancia del cuartel
del instituto armado revelan que la persona que colocó el
coche-bomba, cargado con 70 kilogramos de explosivo, es de elevada
estatura, por lo que podría tratarse de otro de los miembros del
citado comando, Jurdan Martitegi.

Núcleo estable 

Estos dos terroristas, según las mismas fuentes, forman el núcleo
estable del "comando Vizcaya", aunque los investigadores consideran
que cuentan también con al menos dos "taldes" de apoyo de
colaboradores "legales" (no fichados por la Policía), alguno de los
cuales podría haber intervenido en el atentado de Calahorra.

A este grupo se le atribuyen la mayor parte de los atentados
cometidos por ETA en los últimos meses
, sobre todo después de que
las Fuerzas de Seguridad desarticularan el 'comando Elurra',
responsable del atentado del 30 de diciembre de 2006 en la terminal
4 del aeropuerto madrileño de Barajas, con el que la banda
terrorista puso fin al alto el fuego declarado en marzo de ese año.