Compartir

Cuatro personas han sido imputadas hasta el momento por "homicidio involuntario" en relación con la desaparición y la muerte de la niña onubense Mari Luz Cortés, entre ellos el matrimonio detenido ayer en Cuenca y un hermano y una hermana del principal sospechoso.

Así lo han indicado fuentes de la investigación, que han explicado que tanto el presunto autor material de los hechos como sus dos hermanos se encuentran detenidos en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Cuenca, mientras que la mujer ha quedado en libertad con cargos.

Según estas fuentes, el principal imputado ha declarado que la muerte de Mari Luz se produjo de forma involuntaria, aunque ha reconocido que le taparon la boca.
Los tres detenidos serán trasladados en las próximas horas a Huelva.

Antecedentes

El padre de Mari Luz, Juan José Cortés, ha asegurado al conocerse en primer lugar la detención de un varón que éste es un vecino de la barriada de El Torrejón de Huelva,
donde vive la familia.

Cortés ha manifestado que aún no
había confirmación oficial, pero ha asegurado: "Sabemos que es él,
estamos seguros y no es una sorpresa para mí", tras lo que ha
declinado hacer más declaraciones.

Según el padre de la niña, se trataría de una persona con antecedentes penales por pederastia y
abusos sexuales
, y del que la familia de Mari Luz sospechó desde el
momento de la desaparición.

La persona a la que se refiere Juan José Cortés ya fue detenida
en Granada
días después de la desaparición de Mari Luz, aunque fue
puesta en libertad ante la falta de indicios que lo inculparan.

El cuerpo sin vida de la pequeña de cinco años Mari
Luz Cortés apareció en la Ría de Huelva el pasado
7 de marzo tras permanecer desaparecida 54 días.

La titular del Juzgado de Instrucción número 1, que mantiene el
secreto de sumario, ya cuenta con los informes de las dos autopsias
realizadas, la segunda de las cuales fue encargada por la familia al
forense Luis Frontela.