Compartir

"Es un problema semántico, una cuestión que los padres no han entendido bien. Nosostros anunciamos en su día, una 'reforma integral' del centro, pero nos referíamos sólo al interior de los dos aularios del colegio, nunca a todos sus equipamientos", dice la Junta de Distrito de Ciudad Lineal, responsable de las obras.

La reforma en cuestión está presupuestada en casi 1,8 millones de euros, cuando la media de inversión para construir un colegio totalmente nuevo, de las mismas características del Gandhi, es de 2,1 millones. En realidad, y como reconocen fuentes municipales, "los patios y fachadas no se han tocado porque el presupuesto no daba para más". Allí se han quedado los socavones de los patios, los desconchones de las paredes, los cableados defectusosos y las pintadas… muchas pintadas.

El claustro está decepcionado

Fuentes del claustro de profesores, que prefirieron no identificarse, decían que en la sala de profesores cunde el desánimo. "Nos consideramos agraviados respecto a otros colegios en los que se hizo una reforma similar pero de mucho mayor calado". Mercedes Rubio, la directora del centro, dice que "la reforma del Leopoldo Alas -otro centro del barrio- no tiene nada que ver con lo que han hecho aquí". De todos modos, Rubio asegura estar contenta "con lo que se ha hecho, lo que no se haya hecho…".

Y encima terminarán tarde

En el proyecto de reforma se contempla la finalización de la obra, dividida en dos fases distintas, en el mes de abril. No obstante fuentes municipales reconocen que "probablemente nos vayamos al mes de mayo, siendo optimistas". Con todo, las obras ocultan algunos defectos importantes: los profesores no tienen aseos, los lavabos de los niños de 6 años están demasiado altos, las salidas de emergencia no incluyen rampas y no se instalaron papeleras en los patios.

 Comienzo de las movilizaciones

"Mañana jueves, en el pleno del distrito, el Ayuntamiento se tiene que comprometer a invertir más para que la reforma integral sea tal y no una chapuza. Si no es así comenzarán las movilizaciones", asegura Gregorio Valeriano, presidente del APA del centro madrileño. Y ya tienen listas las pancartas.

Fue gracias a un convenio

La obra se acomete tras el convenio suscrito por Ayuntamiento y Ejecutivo autonómico. Además del colegio Gandhi, con 350 alumnos de Infantil y Primaria, el acuerdo ha permitido rehabilitar otros 44 colegios con una inversión total de 60 millones de euros.

Según los portavoces municipales, "el Gandhi es un colegio privilegiado. Los padres deberían tener en cuenta que, para todo el ejercicio 2008 y todos los centros del distrito, sólo hay comprometidos 500.000 euros".

Los coles díscolos consiguen lo que piden

El ejemplo de los colegios Isabel la Católica y Palacio Valdés ha cundido. Sus casos animan a los padres del Gandhi. Las manifestaciones y un encierro han modificado, en todo o en parte, importantes proyectos y decisiones tanto del Ayuntamiento como de la Comunidad de Madrid.

El centro Isabel la Católica ha conseguido variar el proyectro de remodelación del Mercado de Barceló de la capital. Éste incluía la construcción de un inmueble de pisos de lujo que financiaba la actuación, pero que también borraba del mapa un patio del colegio. En el caso del Palacio Valdés, y tras un encierro de 15 días, los padres arrancaron ventajas para que sus hijos se trasladen, por obras, a otro centro auxiliar.