Compartir

Miembro de la llamada "quinta del biberón" durante la Guerra Civil, Josep Benet era abogado de formación y en calidad de tal defendió a numerosos presos políticos ante el Tribunal de Orden Público (TOP) y las jurisdicciones militares.

Historiador de profesión, con numerosas obras publicadas, obtuvo 1,3 millones de votos como senador por la coalición "Entesa dels Catalans" por Barcelona en las primeras elecciones democráticas de 1977.
Benet formó parte en su infancia de la Escolanía del Monasterio de Montserrat y también estuvo vinculado desde muy joven al movimiento nacionalista catalán, formando parte de la Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña.

En 1938, en plena Guerra Civil, se incorporó al Ejército republicano y combatió en el frente de Aragón, y acabada la contienda fue movilizado forzosamente por el Ejército nacional, destinado primero en Cáceres y luego en Madrid, donde inició contactos con miembros opuestos al régimen franquista.
En esos años se implicó en muchas de las iniciativas que desde la clandestinidad se creaban para luchar contra la dictadura, y así fundó el Front Universitari de Catalunya y los Grups Nacionals de Resistència, siendo detenido en diversas ocasiones.

Participó en elaboración de la Constitución.

Por otra parte, Benet participó activamente en la constitución, en 1969, de la comisión coordinadora de Forces Polítiques de Catalunya, que dio origen a la "Assemblea de Catalunya", agrupando a todos los partidos políticos catalanes de la oposición.
Como parlamentario catalán, formó parte en representación de la coalición "L'Entesa dels Catalanas" de la denominada Comisión de los "21", encargada de redactar el proyecto del primer Estatuto de Cataluña tras la dictadura, el llamado Estatut de Sau.

En marzo de 1980 se presentó a las elecciones al Parlament catalán encabezando la lista de candidatos del PSUC, aunque como independiente, y fue el protagonista de una moción de censura en 1982 contra Jordi Pujol.
Tras anunciar su retirada de la vida parlamentaria, fue nombrado director del Centro de Historia Contemporánea de Cataluña, dependiente de la Generalitat, cargo que desempeñó hasta el año 2000.