Compartir

¿Quién se queda nuestros euros? España es la cuarta economía de la UE, pero nuestros sueldos sólo llegan al decimocuarto puesto entre los veinte países europeos que forman parte la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Y es que según los datos de este organismo, una vez descontado lo que cada empresa paga por trabajador al margen de su salario, nuestro sueldo bruto medio anual se queda en 27.900 euros, casi la mitad de los 51.120 euros que ganan los británicos. Franceses, alemanes y holandeses también cobran mucho más que nosotros, aunque al menos nos queda el consuelo de que ellos pagan muchos más impuestos.

El mismo poder adquisitivo que hace 10 años 

El poder adquisitivo de los españoles sólo ha aumentado un 0,4 por ciento durante la última década, según el Euroíndice Laboral IESE-Adecco. Parte de la culpa la tiene que nuestro salario sigue siendo un 15% inferior a la media europea. El mismo estudio señala que los británicos han tenido más suerte que nosotros y durante los últimos 10 años han visto crecer su capacidad de compra en un 27,3%.

Cobramos el 61% de lo que nos da la empresa 

Los asalariados españoles sin cargas familiares perciben como sueldo neto el 61% de lo que su empresa paga por ellos, según datos del año 2007 difundidos en el informe de la OCDE ‘Taxing Wages 2006/07’. El resto se divide entre la cantidad que las empresas pagan por trabajador y los impuestos.Polonia es otro de los países donde sus ciudadanos tienen ahora un poder adquisitivo mucho mayor. Allí ha crecido un 21,8% y en Alemania un 7%.

El 39% restante se lo gasta el Estado 

Ese porcentaje que nunca llega a nuestra nómina forma parte de los ingresos del Estado. Con él se financian la sanidad y la educación públicas, la conservación del medio ambiente o la construcción y conservación de carreteras, puertos y aeropuertos, entre otros. 

Y además: · Y el piso se lleva la mayor parte de la nómina