Compartir

El suceso se produjo ayer por la tarde cuando dos internos de la prisión valenciana, armados con cuchillas de afeitar, retuvieron a un funcionario durante cerca de treinta minutos "sin hacer ninguna petición" por su acción.

Los presos propinaron varios golpes a otros dos funcionarios que, según las fuentes, lograron zafarse y evitaron ser retenidos por los internos.
Las fuentes del sindicato Acaip han asegurado a EFE que éste es el tercer incidente que se produce en la prisión de Picassent en menos de cuatro meses "y no va a ser el último".

"Cuando las cosas se hacen mal y los presos ven que sus acciones no tienen consecuencias, hacen lo primero que les pasa por la cabeza, que es secuestrar a funcionarios", han indicado las fuentes.
A su juicio, el suceso de hoy es consecuencia de la "mala gestión" del secuestro ocurrido el pasado 27 de noviembre, en el que cuatro internos secuestraron a tres funcionarios, uno de los cuales tuvo que ser hospitalizado a consecuencia de los golpes sufridos mientras fue retenido.

El pasado 23 de enero miembros de varios de los sindicatos con representación en el centro penitenciario de Picassent se encerraron en el despacho del director de la cárcel para reclamar mayores medidas de seguridad para los trabajadores de esta prisión.
Acaip ha pedido la renovación del equipo directivo de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias para, después, sentarse a hablar y" mejorar un centro que -asegura- está totalmente descontrolado"