Compartir

El Ministerio de Sanidad y Consumo, presidido por Bernat Soria, inicia, coincidiendo con la celebración hoy del Día Mundial de Lucha contra la Tuberculosis, la presentación a las comunidades autónomas y a profesionales sanitarios de todo el país del Plan para la Prevención y Control de la Tuberculosis en España, que se centra como punto de inició en la detección precoz, tratamiento y vigilancia de la enfermedad.

Según señaló hoy en un comunicado, el documento, que ha sido elaborado de forma consensuada entre el ministerio, las comunidades y expertos y sociedades científicas en el ámbito de la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial de Salud, "aborda los criterios básicos que deben cumplir los programas implantados o que se vayan a implantar en todo el Estado para el control de la tuberculosis".

No obstante, "sólo es el punto de arranque" ya que en los próximos meses todos los implicados seguirán recogiendo y evaluando resultados que permitan en el futuro "nuevos planteamientos o correcciones en las iniciativas puestas en marcha".

Detección precoz 

Así, el Plan que ahora se empieza a distribuir, aborda la detección precoz y diagnóstico de la enfermedad tuberculosa. De manera que se deberá intensificar la búsqueda de casos de tuberculosis, más especialmente en grupos de población de especial riesgo, completándola con búsqueda activa de casos.

"Desde la Administración sanitaria se deberá facilitar el acceso a las pruebas diagnósticas requeridas, desde todos los niveles de la atención sanitaria y en un tiempo adecuado", explica.
Por otro lado, se estudiará el tratamiento correcto de la enfermedad, tratando de definir "los criterios básicos en cuanto al tipo y pauta de terapia".

También con el objetivo de mejorar el control de la enfermedad se fortalecerá el sistema de vigilancia actual, y para ello se establecerá un registro nacional de casos de tuberculosis; se articulará una red nacional de laboratorios; se reforzará la vigilancia epidemiológica; y se incorporará la vigilancia de resistencias antimicrobianas. Y, finalmente se trabajará en el desarrollo de un estudio de contactos, ya que "en el entorno del paciente puede haber otros infectados o enfermos