Compartir

El cuerpo fue encontrado alrededor de las 07.30 horas del pasado sábado por el jefe de la citada finca agrícola, ubicada en el paraje cartagenero de Las Barracas, cuando iba a comenzar su jornada de trabajo.

La víctima, cuya identidad no ha sido facilitada por la Policía Judicial de la Guardia Civil por encontrarse el caso bajo secreto de sumario, tenía 29 años, dos hijos y vivía en la barriada de San Antonio, en Torre Pacheco, según las mismas fuentes.

Tras el hallazgo del cadáver, el cuerpo fue llevado al Instituto de Medicina Legal de Murcia, donde se le practicó un análisis radiológico, tras lo que fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Cartagena para practicársele la autopsia, que se prevé que se prolongue durante toda la jornada de hoy e incluso hasta mañana, dado el estado en el que se encontró a la joven.

Según fuentes próximas a las investigación, hasta que no finalice la autopsia no se hará pública la identidad del cadáver, aunque la Guardia Civil ya baraja la posible identidad de la víctima.

Hasta el lugar del suceso se desplazaron agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil, encargados de investigar el caso, que se encontraron con un cadáver desfigurado a consecuencia de los numeroso golpes que tenía en el rostro, lo que dificulta su identificación.