Compartir

No es la primera vez, ni será la última, en la que un gobierno silencia
una muerte, niega una investigación o mira para otro lado. Esta vez el
caso ha ocurrido en el Reino Unido.

El Gobierno británico convirtió en
secreto oficial la muerte, hace cinco años, de un científico de este
país durante un misterioso experimento para la fabricación de una
bomba, según informa el "The Guardian".

Terry Jupp, científico a sueldo del ministerio de Defensa, murió
envuelto en llamas en el transcurso de un proyecto antiterrorista
angloestadounidense destinado a averiguar la capacidad de
organizaciones como Al Qaeda para fabricar bombas radiactivas.

La muerte accidental de Jupp no ha sido investigada y un intento
de procesar a su jefe por homicidio involuntario se frustró cuando
la fiscalía decidió retirar los cargos sin dar explicaciones.

 

Bombas sucias

 

El diario británico ha averiguado, sin embargo, que Jupp era
miembro de un pequeño equipo de científicos británicos y
estadounidenses que se dedicaban a fabricar bombas con ingredientes
como los utilizados normalmente por los terroristas.

"The Guardian" cree que algunos de los experimentos llevados a
cabo por aquel equipo estaban destinados a averiguar más sobre las
llamadas "bombas sucias": bombas radiactivas que se accionan, sin
embargo, con explosivos convencionales.

Un experimento de ese tipo habría resultado altamente polémico,
señala el periódico, ya que se llevó a cabo al aire libre en unas
instalaciones situadas en una isla del estuario del Támesis en el
condado de Essex (sureste de Inglaterra).

 

La familia, resignada

 

La familia del científico fallecido teme que no sabrá nunca lo
ocurrido. "Creo que sus superiores quieren ocultarlo. La muerte de
un hombre tal vez no les cause a ellos demasiados trastornos, pero
ése no es nuestro caso", dijo la madre de Jupp al periódico.

En el momento de morir, Jupp tenía 46 años, estaba casado, era
padre de dos hijos y llevaba casi 25 años trabajando para el
ministerio de Defensa.

Jupp estaba adscrito al Forensic Explosive Laboratory, sección
del Laboratorio de Ciencia y Tecnología de ese ministerio.