Compartir

Ante la paranoia de algunos viajeros que atrancaban la puerta de su cuarto con una silla, han inventado el 'Atasca-Puertas'. Se trata de un bastón plegable que se aferra al suelo o a la alfombra haciendo de tope y se engancha, además, al pomo de la puerta.

De este modo, se impide que alguien de fuera abra la puerta de nuestra habitación. Además, este innovador 'sistema de bloqueo' incorpora un sensor de movimiento que si se activa, despertará a todos los vecinos del hotel, ya que se encenderá una alarma de 120 decibelios.

Como si de un programa de teletienda se tratase, este 'Atasca-Puertas' se puede guardar en cualquier parte ya que se puede plegar y llevarlo en la maleta. Así, los viajeros que se sientan inseguros en los hoteles, no pasarán más noches sin pegar ojo.

Accesorios para la puerta

Si te sientes solo en casa o muy estresado, el pomo de tu puerta te puede echar una mano. La diseñadora Naomi Thellier de Poncheville ha inventado 'el pomo solitario'. Se trata de una manilla con una mano para que abrir la puerta se convierta en un acto de amistad y compañerismo.

Y si te da pereza levantarte a ver quién ha llamado al tiembre, la videomirilla graba todos los movimientos que ocurren tras nuestra puerta. Así si alguien te ha venido a buscar a casa y tú no estabas, puedes devolverle la visita y darle una sorpresa.