Compartir

"Las votaciones han comenzado en los 20 distritos para elegir a todos los diputados del Parlamento. Por el momento, están transcurriendo pacíficamente", afirmó el presidente de la Comisión Electoral, Dasho Kunzang Wangdi. La votación concluirá a las 17.00 hora local (11.00 GMT) y los resultados serán anunciados mañana, según calculó el presidente.

Los 47 escaños de la Asamblea serán ocupados por los candidatos de los dos partidos que concurren a las elecciones: el Partido Popular Democrático (DPD) y el Partido Virtuoso de Bután (DPT), que llevarán la democracia parlamentaria a esta aislada nación himaláyica.

Fin del absolutismo 

Las elecciones a la Cámara Baja marcan el punto más alto de la transición democrática emprendida en los últimos años por la Monarquía butanesa, tras un siglo de ejercicio directo del poder.

El pasado 31 de diciembre, tuvieron lugar las elecciones a la Cámara Alta, en las que fueron elegidos veinte senadores independientes que no pertenecían a ninguna formación, mientras que el rey, Jigme Khesar, designó a otros cinco.

Las autoridades han declarado el día festivo para que los butaneses disfruten de la cita electoral, de la cual saldrá el primer Ejecutivo civil que gobernará este pequeño país himaláyico.

La campaña, sin embargo, se ha visto ensuciada por la explosión de varias bombas de escasa potencia en los últimos meses, que la Policía ha atribuído al Frente Revolucionario Unido de Bután (RBP) y a grupos de insurgentes procedentes de Nepal.

Con las elecciones, Bután da así el último paso para dejar atrás el absolutismo, aunque previamente se aprobó una Constitución que estipula que el rey mantendrá su rol como jefe de Estado y podrá ser impugnado por dos tercios de la cámara.