Compartir

Los hechos sucedieron en la localidad italiana de Crotone (sureste de Italia) y como consecuencia de los disparos la pequeña de cinco años sufrió heridas en la cabeza, mientras su madre y esposa de Megna resultó herida leve.

Megna, de 37 años, es hijo de Domenico Megna, jefe de un clan (cosca) de la criminalidad organizada de la región de Calabria, que en la actualidad está detenido.
El homicidio de Megna podría enmarcarse, según medios locales, en los enfrentamientos entre las "coscas" locales por el control de actividades ilegales.

La familia salía en su automóvil del garaje de la casa cuando el coche fue bloqueado por varias personas, presuntamente dos, que comenzaron a disparar, lo que causó la muerte en el acto de Megna.

El presidente de la región de Calabria (sureste), Agazio Loiero, señaló -citado por la agencia Asna- que "aterroriza, que una niña inocente resulte herida en una guerra mafiosa" y agregó que el Estado debe desplegar su fuerza para "detener la violencia e aislar a los clanes"