Compartir

Tres de los siete niños que resultaron ayer heridos cuando un castillo hinchable fue derribado por el viento en Marmolejo (Jaén) continúan ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con pronóstico reservado, aunque estables.

Dos de los niños que se encuentran en la UCI del Hospital Materno-Infantil de Jaén tienen traumatismos craneoencefálicos y el tercero fracturas múltiples.
Las mismas fuentes han explicado que se encuentran estables y que previsiblemente permanecerán en la UCI, al menos, durante las próximas horas.

Otros dos de los heridos están en el Hospital Alto Guadalquivir de Andújar (Jaén): una niña de 6 años que tiene fractura de húmero derecho y otra que sufre contusiones en la cara y evoluciona bien, según fuentes del centro, de donde fueron dados de alta ayer dos niños.

El viento derribó el castillo. 

El suceso tuvo lugar a las 15.40 horas de ayer cuando una racha de viento derribó el castillo hinchable en el que jugaban los niños, ubicado en un área de servicio en la autovía A-4, en el punto kilométrico 335, a la altura del término municipal de Marmolejo (Jaén).

La atracción hinchable que fue volcada ayer por una racha de viento en un área de servicio de la A-4 en Marmolejo (Jaén), dejando siete niños heridos, carecía de sujeciones al suelo, según las primeras investigaciones de la Guardia Civil.

Debido a una posible negligencia de la empresa y a las consecuencias que se derivaron del accidente, la Guardia Civil ha abierto diligencias para que sea un juez el que valore si existe responsabilidad civil o penal en este caso.

Las fuentes han asegurado que algunos padres de varios niños accidentados han mostrado su intención de denunciar a la empresa propietaria, "Mercatur Iliebana S.L.", que cuenta con su sede social en el mismo lugar del accidente, en el área de servicio de la A-4.