Compartir

Aunque la Delegación del Gobierno no ha facilitado detalles sobre este hallazgo, la prensa regional publica hoy que a la víctima le habían cortado los cinco dedos de la mano derecha y que todo apunta a que habían rociado el cuerpo con algún tipo de líquido inflamable y le habían prendido fuego.

Además, según la prensa murciana, la joven había sido violada y posteriormente degollada con un cuchillo, ya que sus pulmones estaban anegados en sangre.
El cuerpo de esta joven fue encontrado ayer alrededor de las 07.30 horas por el jefe de la citada finca agrícola, ubicada en el paraje de Las Barracas, Cartagena, cuando iba a comenzar su jornada de trabajo.

El cadáver de la joven estaba junto a un bancal de alcachofas de esa finca, situado frente a una casa en ruinas.
Hasta el lugar del suceso se desplazaron agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil, encargados de investigar el caso, que se encontraron con un cadáver desfigurado a consecuencia de los numeroso golpes que tenía en el rostro, lo que dificulta su identificación.

Según las mismas fuentes, los agentes investigan ahora varias denuncias por desaparición en la comarca del Campo de Cartagena, y no descartan que se trate de un caso de violencia de género, aunque también barajan que puede ser consecuencia de un ajuste de cuentas o un crimen sexual.