Compartir

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron hoy en el aeropuerto de Barajas a un ciudadano español que intentaba introducir en España un kilo de cocaína, que en parte había ingerido y en parte había escondido en su ropa interior.

Según informaron a Efe fuentes policiales, los agentes del Grupo de Estupefacientes detuvieron a Fernando L·L., toledano de 40 años, tras su llegada a Barajas en un vuelo procedente de Santo Domingo (República Dominicana).

Los agentes descubrieron que el arrestado llevaba 57 bolas de cocaína, con un peso de 570 gramos, en el interior de sus calzoncillos, y que había ingerido una cantidad similar de droga, distribuida también en bolas, por lo que fue trasladado a un centro hospitalario para su observación.