Compartir

El lehendakari del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, se comprometió hoy "solemnemente" a lograr, a lo largo del presente año, "una formulación democrática de la capacidad de decisión" de los vascos, de forma que 2008 sea el ejercicio del "desbloqueo político".

Además, anunció que ha llegado "el momento" de dar "un salto cualitativo como pueblo" y advirtió de que Euskadi no será "nunca" una parte "subordinada" de España.

Durante su alocución a la militancia jeltzale con motivo de la conmemoración del Aberri Eguna (Día de la Patria vasca) en la Plaza Nueva de Bilbao, el lehendakari recordó el compromiso adquirido por el PNV en su documento, de "impulsar un acuerdo, un pacto para el ejercicio de la libre decisión".

El mandatario vasco advirtió a quienes interpreten que los últimos resultados electorales implicarán "que la personalidad del pueblo vasco" se "diluirá dentro de la personalidad del pueblo español", de que "están equivocados". "Euskadi es ni será será nunca una parte subordinada a España. Nunca", aseguró.