Compartir

La Delegación del Gobierno en La Rioja ha recibido cerca de 600 peticiones de ayuda por los daños provocados por el
coche-bomba que explotó junto al cuartel de la Guardia Civil en
Calahorra (La Rioja) el pasado viernes, informó en un comunicado.

La unidad de Protección Civil instalada en las dependencias del
Ayuntamiento de Calahorra ha recogido 100 solicitudes de indemnización
más desde ayer por parte de los ciudadanos de la localidad que han
sufrido desperfectos en sus enseres, viviendas, vehículos, etc.

De esta forma, en los tres días que lleva abierta esta oficina de
solicitudes, y a falta de realizar un recuento oficial por los técnicos
y responsables de la Oficina de Atención a las Víctimas del Terrorismo
del Ministerio del Interior, la Delegación del Gobierno en La Rioja ha
recibido un total de 590 solicitudes de indemnización por parte de los
ciudadanos de Calahorra.