Compartir

Según han informado fuentes sanitarias y de la Policía Local, el hombre, Francisco Prieto, fue localizado desfallecido en el suelo de los vestuarios y sangrando por la boca en lo que parece ser una muerte natural causada por una hemorragia interna o cualquier otra circunstancia que determinará la autopsia.

Francisco Prieto tenía 43 años, estaba casado y tenía una hija. El hallazgo se produjo sobre las 9.15 horas y hasta el lugar se desplazó una UVI móvil del centro de emergencias 061, cuyo personal sanitario le practicó sin éxito una reanimación cardio pulmonar.

El fallecido disputaba un partido de la liga de asociaciones de peñas que enfrentaba a su equipo, el 'Promociones Rosillo Maldonado' de Motril (antiguo Club Deportivo Vinagre), contra el 'Autoescuela Divina Pastora', de Castell de Ferro, cuando fue relevado minutos antes de que terminara la primera parte, según las fuentes.

En los vestuarios, a donde se dirigió, comunicó a un compañero que estaba allí que sentía un ligero dolor en el pecho, por lo que éste se ofreció a quedarse con él, si bien el jugador le dijo que no hacía falta y que saliera al campo y disputara el partido.

Cuando llegó el descanso, uno de los compañeros lo halló sangrando por la boca y tumbado en el suelo de los vestuarios, hasta donde se acercó un sanitario del hospital Santa Ana de Motril que presenciaba el partido para practicarle sin éxito una reanimación.