Compartir

"El asunto del falso mensaje" de telefonía móvil está "cerrado: mi marido acaba de retirar su denuncia" contra la publicación, escribe Carla Bruni-Sarkozy en el vespertino 'Le Monde'.

El jefe de Estado francés Nicolas Sarkozy, retiró la denuncia que había cursado contra la página web del 'Nouvel Observateur' por haber publicado que había enviado un supuesto mensaje a su ex esposa, Cécilia, diciendo que lo anulaba todo si ella volvía, "después de la carta que me ha enviado Airy Routier", que publicó la información, escribe la nueva Primera Dama de Francia en un artículo titulado "Detener la calumnia".

Routier envió una carta "personal" a Carla Bruni la semana pasada para decirle que lamentaba haberla herido con esa información, pero mantiene su posición sobre la supuesta veracidad de la misma, según declaró a la emisora "France Info".
El mes pasado, Sarkozy había presentado una denuncia por la vía penal por "falsedad" contra la página web de la revista, después de que publicara que ocho días antes de casarse con la cantante y ex modelo italiana el jefe de Estado había enviado un mensaje de telefonía móvil a su ex esposa Cécilia Ciganer-Albéniz en el que supuestamente decía: "si vuelves, lo anulo todo".

Cécilia, divorciada de Sarkozy desde mediados de octubre pasado y que se va a casar, en terceras nupcias, con el publicista Richard Attias este fin de semana en Nueva York, declaró a comienzos de mes ante la policía que no recibió el supuesto mensaje ni ningún otro "de ese tono".

La retirada de la denuncia por Sarkozy podría llevar a la justicia a archivar la investigación en curso, según fuentes judiciales.
El fiscal de París, Jean-Claude Marin, indicaba hoy en "Le Parisien" que no planeaba pedir peritajes del teléfono móvil de la ex esposa del presidente: "la cuestión del elemento material me parece menos importante que la de una eventual intención de perjudicar".