Compartir

La Policía Nacional ha detenido a ocho personas, el abastecedor y siete vendedores, que vendían hachis y otras drogas en el parque de El Retiro, en Madrid, lugar que frecuentaban aparentemente para juntarse a tocar música africana.

Casi todos ellos son de nacionalidad nigeriana y están acusados de tráfico de hachís, aunque en los últimos tiempos se había detectado también la venta de cocaína y otras sustancias. Todos los detenidos tienen múltiples antecedentes policiales.

La detención tuvo lugar gracias a que los policías detectaron una manera muy peculiar de los delincuentes de evitar los controles policiales. Los traficantes se avisaban de la presencia policial mediante
la alteración del ritmo de los instrumentos de percusión que tocaban.

Se han incautado cantidades de estos psicotrópicos, dinero en euros y
dólares, balanzas de precisión y útiles para este ilícito tráfico.