Compartir

Al imputado, de 31 años, se le considera sospechoso de haber matado y quemado a Patricia
Fernández Guzmán, la joven langreana de 22 años cuyo cuerpo fue
encontrado calcinado en un vertedero ilegal de la zona.

C.M.B es el único detenido en relación con este caso. El imputado abandonó los juzgados de Langreo con la cabeza tapada por
la capucha de una cazadora y haciendo el signo de la victoria con
una mano a las cámaras y periodistas que esperaban su salida.

El sospechoso, vecino de Sama de Langreo, ha sido trasladado a la prisión provincial de
Villabona
tras declarar durante cerca de dos horas.

Reconocido 

El detenido, que negó ayer tener ninguna implicación con los
hechos, fue sometido hoy a dos ruedas de reconocimiento en las que
fue identificado por el empleado de una gasolinera en la que el
pasado jueves habría adquirido un bidón de cinco litros de gasolina,
según informaron fuentes próximas a la investigación.

La joven fue hallada
muerta en un vertedero pirata próximo al pozo minero de Samuño
aunque la autopsia ha descartado que el cuerpo hubiera sufrido un
apuñalamiento previo. El cadáver de esta peluquera en Sama de Langreo fue hallado dos días después de que
hubiera desaparecido de su casa.