Compartir

Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEM), durante la jornada del martes, el tercio norte del país se verá afectado por una borrasca que traerá precipitaciones frecuentes y tormentas que se extenderán hacia el este y el sureste.
Por su parte, las temperaturas descenderán en toda España, pudiendo llegar la nieve a cotas en torno a 1.000 metros en el norte.

El viento de componente oeste aumentará alcanzando intervalos fuertes en el área del Estrecho, Alborán y Mediterráneo.
A largo del miércoles y el jueves santo, la inestabilidad se extenderá hacia el sur peninsular, con chubascos de distribución irregular que afectarán, con mayor probabilidad, a Andalucía occidental y sur de Extremadura.

A partir del viernes, es probable que se inicie, desde el norte, una nueva entrada de aire frío que se extenderá durante los días siguientes a todo el país. Esto implicará un empeoramiento generalizado del tiempo en todas las comunidades autónomas.

En este sentido, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, pidió "rigor" a la AEM a la hora de emitir pronósticos para estas vacaciones ya que, a su juicio, los errores meteorológicos pueden causa daños "nocivos" para el sector turístico.

Estos comentarios, vienen a raíz de las previsiones realizadas para Cantabria desde la pasada semana y que "en ningún momento se han cumplido", denunció el presidente cántabro.