Compartir

También reiteró que la cuestión de la independencia de Tíbet "no está a la orden del día". "Debemos construir buenas relaciones con los chinos", declaró.
"Por lo que se refiere a la violencia, está mal.

No deberíamos fomentar sentimientos contra los chinos. Debemos vivir codo con codo", añadió.
El Gobierno tibetano en el exilio ha aumentado a 99 la cifra de muertos en los enfrentamientos con las autoridades chinas, ha señalado un portavoz.
La misma fuente indica que 19 de los fallecimientos se han producido en la represión del martes.

El Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha aegurado que "es el Dalai Lama quien debe ser investigado" por su presunta responsabilidad en las revueltas ocurridas en los últimos días en Lhasa, frente a las llamadas de la comunidad internacional a una investigación sobre los graves sucesos en Tíbet.

El portavoz de la Cancillería, Qin Gang, ha asegurado en rueda de prensa que las autoridades chinas tienen "claras evidencias" de tal responsabilidad del Dalai Lama en los incidentes.

"La comunidad internacional debería prestar atención y preguntar al Dalai Lama cuál ha sido su papel en los incidentes", aseguró la fuente oficial.
A la pregunta de si China cree que el líder espiritual tibetano debería ser incluso procesado, Qin respondió que "al menos, tendría que ser juzgado moralmente".