Compartir

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Montearios, Joaquín Almunia, confirmó que la economía europea estuvo a la altura de las crisis de los mercados internacionales y que con un crecimiento para este año del 2 por ciento, "está por debajo del riesgo de recesión".

Durante su intervención ayer en una conferencia sobre las reformas estructurales en Europa organizada por la OCDE, el responsable comunitario defendió la aplicación de las reformas precisamente porque ya no estamos disfrutando del "clima optimista" de los últimos años.

"Ya no son buenos tiempos", dijo.
Así, admitió que se está llegando probablemente al final del periodo de 'gran moderación' que ha garantizado el crecimiento y la estabilidad durante los últimos veinte años.

Por eso, subrayó que, en los próximos años, el reto será apoyar el crecimiento económico manteniendo la estabilidad de los precios.

Recesión en EE.UU

A su juicio, la incertidumbre es alta y la confusión de los mercados financieros mundiales sigue penetrando en el sistema. A ello añadió que la economía norteamericana está "ralentizándose claramente, quizás incluso entrando en recesión" mientras el precio del petróleo alcanza precios récord, igual que las materias primas.

"Incluso si algunos Estados miembros de la UE se enfrentan a desequilibrios macroeconómicos, es justo decir que la economía europea ha respondido bastante bien a las condiciones de volatilidad", destacó.

Almunia recordó, en este sentido, que el mes pasado la Comisión Europea revisó a la baja sus perspectivas de crecimiento y que la UE crecerá este año por debajo de su potencial, pero que "el 2 por ciento está claramente por debajo del riesgo de recesión".

En todo caso, advirtió de que, en un clima económico deteriorado, se necesita urgentemente aumentar las reformas para limitar los efectos de una ralentización temporal.