Compartir

Las bolsas europeas cayeron con fuerza arrastradas por las malas noticias llegadas de EEUU, donde el presidente, George W. Bush, admitió que la economía atraviesa "momentos difíciles" y que su Gobierno hará todo lo necesario para salir de la crisis.

Las pérdidas rozaron en muchos casos el 4 por ciento por ciento hasta valores mínimos desde 2005, tras el desplome de los principales bancos después de conocerse que JP Morgan ha adquirido Bear Stears por un precio de ganga para evitar su bancarrota.

Muchos operadores consideraron que la magnitud de la crisis financiera es muy grande y prevén que los bancos comerciales den a conocer fuertes depreciaciones en la próxima presentación de resultados.

La apertura bajista de Wall Street intensificó más el ánimo vendedor entre los inversores del Viejo Continente en las últimas horas de negociación europea.
Las bolsas asiáticas también cerraron con fuertes descensos, liderados por la bolsa de Tokio, donde el Nikkei cayó un 3,7 por ciento por la apreciación del yen frente al dólar. 

El índice EuroSTOXX 50, que aglutina los principales valores de la zona del euro, cerró con una pérdida del 3,8 por ciento, hasta 3.431,82 puntos.
En Londres, el FTSE 100 bajó un 3,9 por ciento, hasta 5.414,40 unidades y el CAC 40 de París cedió un 3,5 por ciento, hasta 4.431,04 unidades.
El DAX 30 de Fráncfort retrocedió un 4,2 por ciento, hasta 6.182,30 puntos, mientras que el IBEX 35 español mantuvo mejor el tipo con una caída del 2,8 por ciento, hasta 12.656 enteros.